3 jul. 2013

Oleada número 3

Una melodía con notas tristes
para un corazón encapuchado
herido, iracundo y lastimado
arroja palabras combativas
para evitar ser herido de nuevo.

Una armadura de rosas metálicas
para no sentir el calor sofocante
intenso, esquivo y arrogante
que podría por fin componerte
o que podría dañarte aún más.

Un enorme corazón nuevo
para rescatarte del abismo
rebelde, valiente y combativo
uno que pueda hacerte olvidar
o calentarte con mis latidos.

Pero aquí nos hallamos, ahogados
no sabiendo qué corriente seguir
perdidos, silentes y confundidos
intentamos abrir bien los ojos
pero están cegados en lágrimas.

tu pena es mía también
pues añoro verte feliz otra vez
pero mis versos son medicina
tienes la llave en tus manos
para que lleguen a tu corazón.

1 jul. 2013

Oleada número 2

Dos grandes pozos de la locura
diáfanos como cristales pulidos
no tienen agua, sólo la verdad
muy abiertos de par en par
queriendo descifrar los misterios
de una vida desconocida para ti
cuando tu carita baila en risa
parecen tocar los tambores
se agitan, brillan y destellan energía
con impactante pero bella sinceridad
si los ojos son la ventana del alma
seré sincero, los tuyos son hermosos.